miren larranaga

¿De que color pinto mi casa? Claves para una buena elección

El color

El color es algo muy personal y la combinación de colores de nuestras casas dice mucho acerca de nosotros.

Los colores, expresan nuestro estado de salud, de ánimo y describen nuestra personalidad.

Es importante que nos rodeemos de los colores que nos atraen para poder sintonizar con nuestro medio y sentirnos apoyados por él.

Asimismo, es importante tomar conciencia de que a medida que nosotros cambiamos, también cambian los colores que necesitamos.

Aunque es posible que nuestro color favorito siga siendo el mismo, habrá momentos en los que sentiremos una gran necesidad de redecorar una habitación en concreto o simplemente cambiar el color de una pared.

Con este artículo quiero ayudarte a tomar conciencia de qué color te atrae más en un momento dado y proporcionarte los medios para cambiar los colores de tu entorno con el fin de reflejarte en el.

pintura

La casa

La casa, es nuestro refugio, es el lugar donde pasamos gran parte de nuestras vidas, y por lo tanto, es importante que los colores con los que convivimos nos apoyen, física, emocional, mental y espiritualmente.

Al momento de pintar la casa o una habitación influyen muchos factores en los que normalmente no reparamos lo suficiente.

Impulsos momentáneos e ideas de tendencias y modas pasajeras pueden condicionar años de convivencia junto a colores con los que no nos sentimos identificados para nada.

Y en la mayoría de los casos, puede que ni siquiera nos hayamos dado cuenta de lo mucho que esto afecta en nuestro día a día.

A continuación te voy a mostrar las claves, para identificar el origen de la sensación que se esconde sobre esa expresión tan común que repetimos tantas veces:

Ya me cansé de este color

Es posible que no te hayas parado a pensar mucho acerca de los colores que te rodean.color blanco

Puede que hayas vivido con los mismos colores durante años, sin realmente haberlos captado nunca, ni haberte detenido a considerar si realmente reflejan quien eres ni cómo te sientes al estar rodeado de ellos.

Al mismo tiempo, puede que seas consciente de que no te gusta alguna habitación en concreto, porque es demasiado pequeña, demasiado oscura, demasiado fría…

 

El color puede ayudar a transformar un ambiente de este tipo. A través del color podemos convertir una habitación que normalmente evitamos o que simplemente se utiliza para cosas secundarias, en un espacio para cualquiera de las actividades diarias a realizar allí.

Seguir el instinto

Lo más importante es que tengas muy en cuenta los colores que te agradan a tí.

Los colores de moda tienen su importancia en este momento, pero… ¿Realmente crees que quedarán bien? ¿Cuantos años crees que pasarán antes de volver a pintar las paredes?

Las modas son pasajeras, los colores en el diseño cambian cada muy poco y sobre todo, un color en concreto puede llegar a condicionarte toda la casa.

think of you

Es posible que tu color favorito, o el color que necesitas tener en tu entorno para reflejar realmente lo que quieres en un momento concreto de tu vida, sea un color que nadie más pueda soportar.

En estos casos hay que hacer caso al instinto, y pensar por sí mismo. Valorar las razones por las que estás dispuesto a utilizar ese color, hacer las pruebas necesarias y si te gusta lo que ves y la sensación que te produce, pues ¡Adelante!

Captar el color

Para continuar te propongo que realicemos un ejercicio.

Es algo muy simple, pero con una gran importancia en cuanto a las sensaciones diarias que experimentamos en nuestra propia casa y que la mayoría de veces pasamos por alto.

Al realizarlo, te darás cuenta de lo mucho que nos afectan estas sensaciones y en adelante tomarás buena cuenta de ello ¡Te lo aseguro!

Puedes realizar el ejercicio en cada estancia de la casa o empezar a analizar una en concreto.

Estas son las preguntas que debes responder para luego analizar las respuestas y después sacar las conclusiones necesarias.

Si el ejercicio se realiza conjuntamente con todos los habitantes de la casa se vuelve más interesante aún.

Cuestionario

  1. ¿Cuál es el color principal de la habitación en la que te encuentras?
  2. ¿Cómo te sientes en esta habitación? ¿Qué sensaciones te transmite?
  3. ¿Cómo se comportan otros miembros de la familia o amigos en esta habitación? ¿Actúan de forma agresiva?¿Se ven inquietos?¿Relajados?
  4. ¿Personalmente te gusta el color? Si la respuesta es negativa ¿De que color la pintarías?

Además de alrededor, mira también arriba y abajo, concretamente al suelo, lo damos por hecho muchas veces, el suelo viene de serie, si, pero condiciona y mucho.

Es importante tener en cuenta la visión global de la estancia y reparar también en los detalles; el mobiliario, las cortinas, las alfombras, los objetos decorativos…todo influye.

Si tenemos en cuenta todos estos detalles, podremos comprobar más detenidamente cual es la reacción instintiva a los colores que estamos viendo.

¿Hay algún color en exceso? ¿Algun otro color que incluirías? ¿El efecto general te parece demasiado oscuro? ¿Demasiado claro? ¿Demasiado intenso? O al contrario ¿Te parece muy apagado?

Es posible que, mientras analizas la estancia te venga un color a la mente, en ese caso, toma nota.

sensations

Puede tratarse del color que necesitas en este momento de tu vida para reflejar algún cambio que hayas experimentado o circunstancias actuales que necesitas tener presentes.

En este punto también es interesante tener en cuenta qué uso se da a cada una de las estancias y si la combinación de colores que se utiliza, contribuye a tal fin.

En el dormitorio, por ejemplo es imprescindible hacerte estas preguntas:

¿Duermes bien?

¿Te despiertas renovad@ por la mañana después de un sueño reparador o por el contrario te levantas cansad@ después de haberte despertado varias veces durante la noche, moverte continuamente y dar mil vueltas?

En este último caso, es posible que tu habitación esté pintada con uno de los colores del extremo cálido, colores demasiado estimulantes para una estancia dedicada al descanso y a la relajación.

dormitorio muebles hermida

Hay unas cuantas preguntas  más que nos podemos hacer a la hora de plantearnos algún cambio en casa como:

¿Es la sala de estar un espacio donde la gente se relaja y charla o es un lugar donde se nota cierto aire irritante?

Seguramente se te ocurrirán unas cuantas más a lo largo del ejercicio de estudio del color que realices en casa.

Mi consejo es que anotes todos los detalles, por pequeños que te parezcan en un principio, pueden ser la clave para que los resultados del cambio resulten plenamente satisfactorios.

sala muebles hermida QNO

Espacios que conectan

Además de las habitaciones, hay espacios en casa que conectan en más de un sentido.

A través de ellos los miembros de la casa nos movemos de un lugar a otro y también tendemos a entretenermos a veces .

Estos espacios son el pasillo, el recibidor, las escaleras… lugares de actividad, y con frecuencia, lo primero que verán los invitados al entrar en nuestra casa.

Cuando analizamos el color de estas estancias deberíamos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

En el caso del recibidor, ¿Cuál es la impresión que queremos causar? ¿Queremos impresionar o transmitir calidez y sensación de acogida?

Elejir colores vivos y vibrantes del extremo cálido será lo indicado si lo que queremos es que nuestros huéspedes se sientan acogidos, “como en casa”, desde un primer momento.

colores calidos

Las zonas comunes a menudo se pintan con colores neutros, pero tienen el riesgo de llegar a crear un ambiente estático y falto de energía, por lo que se debe tener especial cuidado ya que sin quererlo, podríamos transmitir sensación de frialdad y falta de confianza.

A veces los espacios “que conectan”, suelen ser reducidos y con poca luz natural, puede que estén poco ventilados y resultar fríos.

Es posible contrarrestar esta sensación si los pintamos con colores suaves, aportándoles luz y una mayor sensación de espacio.

home

Trabajar desde casa

¿Trabajas en casa? ¿Crees que lo haces en el entorno apropiado?

La zona de estudio puede encontrarse en un rincón de otra habitación o en una estancia de la casa adaptada para tal fin.

Los estudios se utilizan a menudo para los hobbies o para que los niños hagan los deberes.

No obstante, actualmente es cada vez mayor el número de personas que trabajan desde casa, y por ello, disponer de un estudio se ha ido convirtiendo en toda una necesidad.

Es posible que tu casa no sea lo suficientemente grande  como para poder reservar una habitación exclusivamente para trabajar, pero si incluso utilizas un espacio dentro de otra habitación, es interesante que reflexiones acerca de qué color va a inpirarte y ayudar a potenciar tu creatividad.

trabajar en casa

Por ejemplo, si el trabajo que realizas es de naturaleza más mental que física, el amarillo es un color fantástico para estimular la mente.

Es el color más cercano a la luz del sol, por lo que también te ayudará a sentirte animad@ mientras trabajas.

Por otro lado, si tu trabajo tiene más que ver con la vertiente artística, entonces, quiza sea mejor incorporar un poco de color violeta en el entorno.

El violeta es el color de la inpiración creativa y además, te ayudará a evitar las distracciones.

Si el espacio lo permite, también podrías reservar un rincón para descansar o meditar.

Para este fin, los colores fríos como el azul, el verde o el turquesa serían los más indicados.

violeta y azul

Las habitaciones de los niños

Cuando van haciendose mayores, los niños, necesitan una zona de su habitación para poder estudiar.

A medida que crecen y se desarrollan, tienden a sentirse atraídos por colores más fuertes e intensos, que reflejan su abundante energía.

No obstante, estos colores intensos y vivos no inducen al estudio en silencio, de modo que es mejor dividir la habitación con una mampara divisoria.

Y si la estancia no lo permite, hacerlo al menos ópticamente. Decorando un rincón de la habitación con colores más suaves y pálidos que les ayuden a concentrarse.

dormitorio juvenil estudio

?Imágenes: via Pixabay y Muebles Hermida: NOX2, Q`NO, TRIBU SNAP Y ALOHA

 

Bueno y aquí os lo dejo por ahora. ¿Os ha gustado?

Espero que os interese el tema porque mi intención es la de ir añadiendo más artículos dedicados a la influencia del color en la decoración.

Por ahora, me conformo con que os haya quedado clara la idea de poder identificar las sensaciones que os transmite cada estancia de la casa, y de lo que podéis hacer para cambiarlas si fuera necesario.

Ya sabéis que me encanta saber lo que opináis al respecto y que vuestras sugerencias son para mí el motorcito de ilusión para mis futuros artículos.

Muchísimas gracias por estar ahí. Besos?

 

 

Comentarios (38)

  • me parece super interesante lo que comentas del color. Al final nos tenemos que sentir a gusto en nuestra casa, de hecho yo mi habitación la pinté de rosa y me encanta, me siento super a gusto. El despacho de verde aunque la opción que das tu de pintarlo de violeta creo que va mucho conmigo, me gustaría. Me plantearé las preguntas que nos haces para el salón porque no me convence mucho de blanco. Mil gracias!

    • Miren Larrañaga

      Hola Laura!
      Me alegro de que te haya gustado el artículo y se te hayan ocurrido posibles cambios para mejorar. Un besote guapa!

  • ¡Pero qué interesante tu análisis sobre la elección del color de nuestra casa!

    La verdad es que tienes toda la razón cuando dices que nuestro hogar es nuestro refugio, a veces no pasamos tantas horas en él, pues estamos fuera trabajando y lo que realmente deseamos es sentir, paz, confort y descanso y el color de las paredes es parte fundamental para conseguirlo.

    De ahí no nos dejemos llevar por las modas solamente, pues pintar toda la casa es una inversión y a más tiempo le dediquemos la elección de los colores, mejor será el resultado.

    Tomo muy buena nota de tus recomendaciones, pues tengo que remodelar mi salón comedor y aplicaré todo lo que he leído hoy por aquí.

    Un saludo.

  • He leído mucho sobre psicología del color y me ha encantado ver su aplicación a la hora de pintar tu hogar y es que es algo que podemos aplicar a muchísimas cosas.
    Estoy de acuerdo que lo principal es que el color te guste. Al fin y al cabo, vas a pasar muchas horas en casa y lo más importante es estar a gusto.

    • Miren Larrañaga

      Hola Alicia!
      ¡Verdad que es fascinante! Todo lo que nos rodea nos afecta de algún modo, pero cuando tomamos consciencia de ello es cuando empezamos a percibirlo realmente. Un saludo.

  • Hola, guapa! Me ha gustado mucho tu post de verdad que los consejos que nos das van muy bien tanto para mí que estoy planeando redecorar como para otros, me parece super interesante lo que comentas sobre los colores. Yo mi habitación la pinté de verde pastel con blanco y me encantó, así que para seguir decirando me plantearé las preguntas que nos haces. Muchas gracias por la información. Besos

    • Miren Larrañaga

      Hola Kenny,
      La verdad es que viene bien tomarse las cosas con calma y analizarlas un poco para luego disfrutar de los resultados por más tiempo. Besos guapa.

  • Hola, tu artículo está muy interesante, me ha gustado la información que compartes, tanto para el hogar, o si trabajamos en casa y para la habitación de los niños. Es cierto, cada color refleja estado de ánimo y ayuda tanto en el trabajo mental o artístico como lo comentas. A mí me encanta cambiar los muebles cada cierto tiempo pero no me había dado cuenta del cambio de color, que también es importante, gracias por los tips, saludos!

    • Miren Larrañaga

      Hola Valentina,
      me alegro de que al leer el artículo te dieses cuenta de detalles que antes no percibías, de eso se trata. Muchas gracias, saludos.

  • Hola guapa
    Este post me ha parecido realmente interesante!! Me encanta como has sabido relacionar los colores de la casa con las sensaciones que sentimos en cada habitación. Sin duda es algo muy a tener en cuenta a la hora de elegir, me gusta también que remarques la importancia de elegir un color que nos guste a nosotros y no porque sea tendencia
    He hecho los ejercicios que nos recomiendas y he quedado muy satisfecha, veo que acerté al elegir todas mis paredes en un blanco roto, porque en casa me siento en paz y segura. En la cama, tengo la pared del cabecero en papel pintado efecto caravista, es mi espacio de triunfo, nadie de mi entorno quería y ahora a todos les gusta
    Un besazo

    • Miren Larrañaga

      Hola Arien,
      Claro que si, la mayoría de las veces hacemos las cosas intuitivamente pero eso no quiere decir que lo hagamos mal, hoy has tenido la oportunidad de comprobarlo y todo esta como tiene que ser. Me alegro, besos guapa.

  • Mi color favorito es el rosa, por lo que sin duda alguna mi recamara es de ese color!!!
    Para el exterior considero que es mejor un color más tenue, beige, crema, etc. Aunque a la vez pienso que pueden ser un tanto aburridos.
    Si duda alguna, si llego a cambiar de color ya de en donde inspirarme!
    Gracias por compartir!!! 🙂

    • Miren Larrañaga

      Hola Yanuri,
      pues sí aquí estaré para lo que quieras, sobre todo para aportar inspiración e ideas para mejorar el día a día en casa. Besos.

  • El color de tu casa es muy importante!! A veces elegimos un color que sin saber nos fatiga!! Me gustan los colores neutros y suaves. En mi opinión son los mejores para no cansarte! Un besote

    • Miren Larrañaga

      Hola Indira,
      pues sí, para eso están los colores, para sentir, expresar, inspirarnos y vivir…sobre todo vivir. Un besote guapa.

  • Hola Miren!!
    Pues la verdad es que a mí sí que me ha gustado mucho el artículo, sobre todo porque me encanta todo lo relacionado con la decoración. Me gustan los tonos grises para las paredes y mezclados con la madera, como en la novena foto; la del salón, me ha gustado. No lo habría tenido en cuenta si no hubiese sido por tu post, así que el día que pueda pintar, tendré en cuenta tus consejos, ya que como muy bien dices, la elección del color afecta a todo el entorno 🙂
    Gracias por ellos!
    Besos :33

  • La verdad es que antes pintaba la casa en cualquier color, simplemente uno que me gustase. Tuve el salón de un amarillo no demasiado claro, hasta que un día me di cuenta del error y a pesar de que no llevaba mucho con ese tono, me eché la manta a la cabeza y lo pinté de nuevo en un color entre arena y gris, clarito y muy relajante. Con la habitación me pasó casi lo mismo, aunque esa duró un poco más, era un tono salmón precioso pero que no resultaba nada relajante, ahora lo tengo de un gris muy bonito. Una pena no haber leído un post tan completo como este y haberme dejado llevar por la moda.
    Un saludo
    Carmen

    • Miren Larrañaga

      Hola Carmen!
      Experimentando también se aprende y además yo creo que de vez en cuando hay que dejarse llevar un poco… los experimentos con las instrucciones adecuadas salen mejor ; ) Besos guapa

  • Ay, pues si yo te contara… procedo a ilustrar con mi humilde ejemplo lo que comentas aquí, porque es una verdad como un templo todo lo que leo. Me baso en mi experiencia, verás:
    Antes tenía mi cuarto, que es bastante pequeño, poco luminoso, pintado con un verde bastante chillón. Era consciente que para una sala de descanso era demasiado cantoso pero es cierto que la poca luz que entraba, recorría así todos los rincones y me parecía menos “zulo”. Yo estaba convencida de que eso estaba bien. En fin.
    En la última reforma se me vino un aire con salitre o qué sé yo jajaja y me he pasado al azul claro. Pinté la mitad superior con este tono, que tiene un puntito, muy leve, muy sutil, verde. Empapelamos (claro, esto da mayor calidez) la mitad inferior con imitación de planchas de madera gris claro, y a media altura pinté de blanco mate una tablilla de madera que hace las veces de cenefa, para el cambio de textura.

    Total, que he convertido esta pseudo nave espacial que tenía, en mi casita de verano. Ah, y los complementos (punto importante) todos marinos: conchas, estrellas de mar, cordel, redes… Y para mí es una gozada estar aquí, transmite una calma tremenda nada más entrar, ni siquiera parece el mismo estudio, ni mucho menos 🙂

    Besinos

    • Miren Larrañaga

      Hola guapa!
      Mientras leía tu comentario me he imaginado todo el proceso y la pedazo de vuelta que le has dado a la habitación. ¡Te ha que dado de 12! Así es como se hace, me alegro mucho de la transformación de tu “nave espacial”. Besos guapa!

  • Hola Miren.
    Estoy de acuerdo con tu artículo. Elegir el color adecuado para la casa es algo muy imporante. Y es que mucha gente no acierta en su elección… he entrado en casas que no he entendido que han querido hacer. Paredes estucadas en tonos rosas fusia, otras habitaciones con paneles de madera y luego lo que quedaba de pared pintado de un color chillón.. vamos, que yo no me veo en habitaciones asi, me estresan.
    Siempre opto por colores más neutros, arenas, marrones, lilas pastel.. porque así puedo jugar con los complementos y cuando me apetece poner la habitación de un color, al tener las paredes neutras, puedo cambiar fácilmente simplemente poniendo tonos distintos en los cojines o en el edredón.
    Creo que tus claves para la elección del color en casa sonn muy acertadas!
    Un saludo!

    • Miren Larrañaga

      Gracias Pilar,
      Veo que eres muy práctica a la hora de decorar y tienes muy en cuenta los detalles. Eso es estupendo para crear ambientes en armonía y espacios versátiles. Un saludo.

  • Paula Alittlepieceofme

    Es un tema que como nos acostumbramos a ver las mismas estancias con frecuencia, no nos lo planteamos, ¿verdad? Independientemente de los gustos de cada uno, creo que lo principal es que los tonos elegidos para las paredes sean suaves. Así transmitirán calma. Si quieres puntos llamativos, en cuadros u otras decoraciones, saludos!

    • Miren Larrañaga

      Hola Paula,
      bueno, lo de acostrumbrarnos es muy relativo, depende del grado de conformidad y la importancia que se le de al entorno… A mi me parece que si es un tema para reflexionar, al fin y al cabo estamos hablando de cómo nos afecta el entorno en nuestro día a día. Saludos

  • Al leerte que tal vez nos guste un color que nadie más soporte me ha venido a la cabeza que a los 16 años mi madre me cambió la habitación de muebles y todo. Hasta entonces yo siempre había tenido paredes blancas y por fin me dejaba pintar de color. Lo tenía clarísimo, mi color favorito era el morado por lo que escogí un tono lila que fuese no muy chillón para no cansarme y poder combinar con morado los accesorios y ropa de cama. Mi madre pensó que estaba loca, me dijo que me iba a cansar y que me iba a arrepentir. ¿Y cuál fue la realidad? Que me independicé a los 32 años y mi madre decidió aprovechar y pintar la casa y mi habitación se volvió a pintar del mismo color. Porque al final le encantaba el tono

    • Miren Larrañaga

      Hola Lucia,
      A mi también me encanta el lila y también tuve mi dormitorio pintado de este color cuando era adolescente. ¿Que tendrá el lila? Es la combinación del color más frío con el más cálido, para mí la combinación perfecta. Besos

  • Wow! Me ha encantado mucho el post. Es un tema, que nunca había tenido en cuenta, la verdad. Mientras iba leyendo, me acordé de cuando mis padres, me dijeron que iban a pintar el piso y de que color quería mi habitación. Y escogí un naranja chillón, porque en ese momento era mi color preferido. Creo que no fue una buena idea. La verdad que apenas estaba en la habitación, no me concentraba para estudiar…y ahora veo que podría haber sido por el color de la habitación…
    Actualmente , tengo todas las habitaciones de color crudo porque me relaja.
    ¡Un abrazo!

    • Miren Larrañaga

      Hola Mireia!
      Me alegro que te haya gustado. Yo también tuve una experiencia parecida en mi adolescencia 😉 creo que es típico experimentar a esas edades, y no creo que sea malo, de todo se aprende… El color crudo da mucho juego para jugar con los complementos y la decoración. Gracias guapa, besos.

  • Hola guapa!
    Me gusta mucho toda la inspiración que nos nuestras en tus entradas.
    Esta me queda a pelo, ya que estoy pensando en pintar mi casa, tus tips aclararon varias dudas que tenia, ya que queria cambiar un poco el estilo. El color que muestras en la habitación es ideal, ya que representa mucha calidez y tranquilidad, sobretodo que es lo que uno busca después de un día arduo de trabajo.
    Gracias por compartir
    bisous

    • Miren Larrañaga

      Hola Rita!
      Me alegro de que te guste y te venga bien el tema del artículo. Seguro que te queda una casa preciosa. Besos!

  • Hola!! Muy buen post, creo que es muy importante el como pintar las pareces de las habitaciones, me han gustado mucho todos los consejos que nos has dado, además creo que habría que hacerlos, sobretodo en las habitaciones de los niños. Un Saludo!

    • Miren Larrañaga

      Hola!
      Si, llevas razón, a veces en la habitación de los niños pecamos de dar demasiada rienda suelta a los “colorinchis”. Besos guapa!

  • ¡Hola Miren! llegué por aquí buscando darle un toque diferente a mi casa… me acabo de mudar, y como dices no me convence, he hecho la prueba, y los colores no me transmiten nada bueno. Al plantearme de que color quiero pintarlas, me gustaría reflejar los cambios que personales que he experimentado, así que los colores fríos van a ser mi elección, no se me han ido de la cabeza mientras te leía y lo que nos cuentas que transmiten me han acabado de convencer. Muchas gracias por tu inspirador artículo 🙂

    • Miren Larrañaga

      Hola Luz,
      Me alegro de que te haya gustado. La elección de colores neutros más bien fríos me parece una buena opción. Poco a poco y a través de los complementos y detalles pueden ir transformándose los espacios, fríos en un principio, pero que irán obteniendo la calidez que cada uno le quiera dar. Besos guapa.

  • Yo soy muy de colores neutros para la casa, nunca me han gustado las casas multicolor y más aún si no tienen ninguna coherencia cromática, es decir, esas que parecen arcoiris de colores chillones. Dudo que me pudiera encontrar bien ahí viviendo así que mi casa tiene ahora un tono neutro y cuando vuelva a pintarla será en un beige o blanco roto, quizás en la pared de mi cuarto (la frontal) ponga algún papel u otro tono neutro algo más fuerte pero ya te digo que colorinchis lo dudo.. muaksss

    • Miren Larrañaga

      Hola Vanessa,
      es verdad que los colores fuertes cansan y no hay que abusar de ellos, es mejor dejarlos para los accesorios. Por eso cuando nos inspiramos en fotografías de tonos que nos llaman la atención tenemos que aprender a diversificar y quedarnos con la esencia del color. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Aviso Legal | © Miren Larrañaga 2018