Guía colchones 2018: Conviértete en un experto del descanso

Dormir en un buen colchón aumenta en mucho la calidad del sueño y en consecuencia de nuestra vida. Pero la oferta de colchones es tan variada que cuesta decidirse…

Es importante conocer cual es la estructura de un colchón antes de comprarlo.

Esta guía te ayudará a resolver las dudas que habitualmente surgen a la hora de comprar un colchón.

Definitivamente serás capaz de distinguir la calidad de un colchón a primera vista y sobre todo, cual es el modelo que mejor se adapta a ti. ¿Empezamos?

Estructura de un colchón

…o las partes que lo conforman:

  • Núcleo
  • Acolchado
  • Laterales o platabanda
  • Funda, tapicería, tejido o tapa
  • Tratamientos

Composición de un colchón

Núcleo de un colchón

Es la parte más importante, determina su nivel de firmeza y durabilidad.

Lo que habitualmente caracteriza el producto es el material con el que está fabricado el núcleo. Los más demandados son con el núcleo de muelles, núcleo de muelles ensacados, núcleo de látex y núcleo de espumas HR.

En el mercado del descanso podemos encontrar colchones fabricados en su totalidad por un único material y otros compuestos por diferentes materiales.

Colchones con núcleo de muelle tradicional o muelle Bonel

Tienen un bloque de muelles en la mitad del grosor total del colchón.

nucleo muelle

Características nucleo colchón de muelles

Transpiración: el colchón de muelles transpira muy bien y mantiene la temperatura ideal del cuerpo, lo que favorece un buen descanso.

Los colchones de muelles son los más adecuados para personas calurosas, los muelles cuentan con huecos de aire entre sí que permiten que el colchón transpire mejor.

Elasticidad: el colchón vuelve a su estado original después del uso gracias a los muelles metálicos.

Estos colchones son muy resistentes y perfectos para personas de mucho peso.

Es aconsejable a la hora de comprar un colchón para un adolescente que éste sea firme para el correcto desarrollo de la columna y que cuenten con buena ventilación.

En el caso de colchones para niños también son aconsejables, ya que estamos hablando de una fase de crecimiento, lo que hace que los colchones de muelles sean una buena elección.

Los colchones de muelles tienen distintos grados de calidad y firmeza dependiendo del tipo de muelle que se haya utilizado, pero en general tienen buenos índices de amortiguación y elasticidad, dos factores clave para un buen descanso.

Este tipo de colchones tiene varias deficiencias, sobre todo, la falta de independencia de lechos cuando se mueve uno de los dos miembros de la pareja, afecta también al otro lado del colchón, el ruido también puede afectar.

Colchones con nucleo de muelles ensacados

Un colchón de muelles ensacados es aquel que en su núcleo presenta una carcasa de muelles individuales envueltos en saquitos de tela.

descanso muelles ensacados

A diferencia de los colchones de muelles tradicionales, el colchón de muelles ensacados, si tiene una buena independencia de lechos, puesto que los muelles son individuales y no están conectados entre sí.

También son menos ruidosos, al estar envueltos los muelles no chocan entre sí.

No podemos dormir directamente sobre un bloque de muelle pero las capas superiores no deben quitarle protagonismo.

Habitualmente se utilizan capas de adaptabilidad de visco o látex para mejorar el confort que proporciona el colchón.

Colchones con núcleo de látex

El látex ofrece una fantástica combinación de apoyo y comodidad, pero sus beneficios van más allá.

colchon de latex

Su excelente flujo de aire y el origen natural del colchón de látex es muy preciado.
De hecho, como testimonio de sus propiedades relajantes, muchos usuarios de los colchones de látex dicen que es el tipo de colchón que más alivio les ha dado.
Pero cuidado, no todos los colchones de látex son iguales. Con la gran cantidad de opciones disponibles, el mercado puede parecer desconcertante.

Un colchón de látex, en su forma más simple, es un colchón de espuma que ha sido fabricado utilizando la savia recogida y procesada del árbol Hevea Brasiliensis, con el que se producía el caucho.

Son considerados los mejores colchones para el dolor de espalda, más duraderos, naturales y saludables.

También son populares entre las personas con alergias, debido a que el material orgánico hipoalergénico los convierte en los colchones más saludables y respetuosos con el medio ambiente.

Todo esto hablando de sus versiones con el porcentaje más alto de látex natural.

El núcleo de látex puede ser natural o sintético. El natural aporta una mayor sensación de suavidad y confort, el sintético de gomosidad, destacan por su elasticidad adaptable.

A veces se les añade una capa de viscoelástica, el resultado son los llamados colchones de viscolátex.

Colchones con núcleo de espumas HR

La espumación HR es goma espuma de alta densidad, fabricada con materiales de gran calidad, hacen de la pieza una superficie de descanso firme y duradera.

nucleo espumas HR

A todos, realmente, se les podría llamar “colchón de gomaespuma”, es en su densidad y componentes donde encontramos las diferencias.

En el mercado encontramos distintos tipos de goma espuma según su densidad, que puede variar de 15 a 80 kilogramos de peso.

A menor densidad, en principio, la calidad de la goma espuma es menor y por tanto del colchón. Llamamos colchones de HR-Espumación a aquellos que cuentan con 25 kilogramos o más.

 El núcleo de los colchones de espumas o HR puede situarse: en el centro del grueso del colchón o sólo en uno de los lados, inutilizando para su uso esa cara y siendo el soporte firme a un acolchado de fibra o de viscoelástica, más o menos gruesa.

Por supuesto os estoy hablando generalizando y presentando lo que hoy en día es más habitual en los comercios, pues las posibilidades son infinitas.

…una pequeña aclaración

No existen núcleos viscoelásticos, y en esto hay mucha confusión.

La viscoelática requiere, para ser consistente y aportar la suficiente firmeza, de un soporte o núcleo que será de muelles o espuma.

Serán éstos últimos los materiales que realmente ejercerán de núcleo del colchón. Sin éste segundo bloque, los colchones viscoelásticos se hundirían.

Colchones con núcleo de soja o  biosoja

Los colchones de soja o colchones de biosoja son colchones fabricados con productos más naturales y ecológicos.

colchon nucleo de soja o biosoja

Son colchones agradables y confortables para el descanso y beneficiosos para la salud al estar compuestos por productos naturales.

Los colchones fabricados con núcleos de soja se diferencian de otros colchones en que los aceites químicos derivados del petróleo usados en su proceso de fabricación son sustituidos por aceites de soja, un producto natural.

Los colchones con núcleo de soja y células abiertas permiten pasar el aire obteniendo una excelente ventilación con lo que disminuyen el calor provocado por el colchón y evitan la condensación de agua, impidiendo así la creación de moho y alargando la vida del colchón.

La utilización de la soja en la fabricación de los colchones es una innovación más que se une a otras ya usadas habitualmente, enfocada a convertir estos productos en productos cada vez más naturales, abriendo los colchones a un público que, cada vez más, presenta una sensibilidad ecológica hacia un objeto tan sensible como son los colchones en los que pasamos buena parte de nuestras vidas.

Acolchado de un colchón

Capa o capas que en la mayoría de los colchones se encuentran bajo la funda, cubriendo el núcleo. Su función consiste en proporcionar confort al apoyo del cuerpo.

diferentes acolchados

Pueden fabricarse en distintos materiales blandos y adaptables como lana, algodón, combinaciones de fibras, poliéster, látex, viscoelástica, etc.

Los materiales para el acolchado más usados en la fabricación de colchones actualmente son la viscoelástica, el látex y la fibra textil.

Los dos primeros aportarán más adaptabilidad, la fibra, más transpirabilidad. Habitualmente estos materiales se combinan entre sí.

Se puede decir que de la cantidad y calidad de los acolchados dependerá mucho la confortabilidad y también el precio.

 

Acolchado de látex

Elasticidad y adaptabilidad

El látex es el material más elástico conocido. Por ello, los colchones de látex se adaptan al cuerpo debido a su núcleo, que ayuda a reducir los puntos de presión. Esto permite que la espalda permanezca en su posición correcta durante largas horas.

Además, es un material que no permite que sobrevivan agentes patógenos, reforzando así las propiedades de higiene y salud.

Si unimos por lo tanto las cualidades de los muelles con las del látex, encontramos una selección de colchones ideal para aquellos durmientes que aprecian la libertad de movimientos y están en etapas de crecimiento.

Además, soportan perfectamente a durmientes con un peso elevado.

Acolchado viscoelástico

Adaptación, reducción de puntos de presión, ligereza y recuperación a su forma inicial 

Los colchones de muelles con viscoelástica unen la firmeza, frescor y capacidad de reparto de cargas de los muelles y la adaptabilidad que nos ofrece la viscoelástica.

acolchado viscoelastico

El viscoelástico es un material desarrollado originalmente por la Nasa, y utilizado en colchones por sus características únicas: adaptabilidad, reducción de puntos de presión, ligereza y recuperación a su forma inicial.

Gracias a sus excelentes cualidades ergonómicas, este material al ser capaz de aliviar los puntos de presión mejora la circulación sanguínea.

Una buena opción, si buscas un colchón firme pero a la vez adaptable son los colchones de muelles ensacados con acolchado viscoelástico, capaces de mantener el correcto alineamiento de la columna vertebral con independencia de nuestra postura de descanso.

Acolchado de Visco grafeno

El grafeno es un material que permite disipar el calor de una forma más eficaz, aumenta la frescura en un 55%.

Además, otra ventaja que aporta el grafeno son sus propiedades antibacterianas, pues muchos estudios demuestran que las bacterias son incapaces de reproducirse en los lugares que contienen grafeno.

El efecto ionizante del grafeno es otra de sus bondades ya que, ayuda a descargar la energía estáticas que se genera en nuestro cuerpo debida al movimiento entre las sábanas y nosotros.

visco grafeno

Acolchado de Visco carbono

El carbono es un material que comenzó a generalizarse en el mundo del descanso en 2014. Se incorporó principalmente a la viscolástica, que ofrece gran confort y adaptabilidad, pero tiene una baja conductividad térmica, es decir que el calor generado por el cuerpo no se disipa.

En cuanto a la viscoelástica con partículas de carbono o con partículas de titanio, diríamos que, ayudan a descargar la electricidad estática que el cuerpo acumula durante el día por lo que podemos conseguir un sueño más reparador y placentero.

Acolchado de Viscosoja o  Memory soja

Los colchones viscosoja también llamados colchones memory soja son colchones en los que la capa viscoelástica está fabricada con un porcentaje de soja, lo que hace que disminuya el porcentaje de productos derivados del petróleo, es por tanto un producto más natural.

De todos modos, que un colchón sea más o menos natural, dependerá de la composición de las diferentes capas de las que está formado.

Si se busca un colchón natural o ecológico hay que fijarse en la composición del núcleo, de las capas que lo envuelven y de la propia tela o acolchado.

Una buena opción son los colchones con núcleo de soja, y las capas que están en contacto con el durmiente de viscosoja, además de telas fabricadas con tejidos naturales.

Según las normativas Americanas cuando un colchón de visco o HR lleva en su composición más de un 8% de polioles naturales se considera que es natural. Aunque lo recomendable es que lleve por lo menos de un 20 a un 25%.

Es más suave, huele mejor y sobre todo contamina menos en su proceso de fabricación, suplen los polioles de petróleo por maíz, aceite de ricino y soja, entre otros.

Laterales

A esta zona del colchón, se le conoce también por “platabanda”

laterales con asas

A veces, llevan válvulas de aireación para asegurar una adecuada ventilación e higiene o asas para girar y dar la vuelta al colchón.

Es aconsejable que el colchón esté reforzado, o como se dice “encapsulado”, para ofrecer la máxima resistencia y duración.

Esto se hace con una plancha de espuma, de más o menos firmeza que rodea al colchón cerrándolo. Se aprecia cuando por ejemplo nos sentamos en el lateral de la cama.

Tocando con la mano, empujando ahí, podéis detectar si está o no el colchón encapsulado ¡Sobre todo en los colchones de muelles, en donde si no lo está, podréis tocarlos!

Funda

Se trata de la parte que estará en contacto con nuestro cuerpo, la tapicería o parte superficial del colchón.

funda colchon

Debe estar fabricada en tejidos suaves, duraderos y correctamente tratados para ofrecer un buen descanso.

Puede ser fija o desenfundable, elegir una u otra dependerá del uso y de la disponibilidad.

Es más habitual encontrar la opción desenfundable en colchones de látex y de viscoelástica.

Para un bebé, una persona enferma o un anciano es más práctica una desenfundable, porque facilita su limpieza.

En el caso de que hubiera que hacerlo. No es imprescindible, pero a veces se incorporan tratamientos específicos, termorreguladores para conseguir una temperatura estable, antihumedad, antiácaros, hipoalergénicos, etc…

Tratamientos

Es la “parte” del colchón más abstracta, pero ¡es una más!

tratamientos colchon

Según el modelo y la gama a la que pertenezcan, los colchones llevarán unos tratamientos u otros para favorecer la duración y el confort del producto.

Los principales son los pro-higiene y los antihumedad. Aunque podemos encontrar en el mercado tratamientos suplementarios como el antiestréss o el de aromaterapia.

Espero haber resuelto tus dudas en cuanto a la oferta de colchones que hay en el mercado. Obviamente existen muchas variantes de cada uno de los modelos que he expuesto en este post, donde he querido resumir las características más relevantes de cada material para que la elección te resulte más fácil.

Puedes dejar tus comentarios o cualquier sugerencia  a continuación. Para cualquier consulta personalizada, puedes contactar conmigo y te atenderé encantada. ¡Gracias por estar ahí!

 

 

Comentarios (16)

  • La Leonera Potinguera

    ¡¡Holaaa!!
    Muy interesante esta guía que nos has montado… Yo soy de colchon de muelles.
    Los de viscoelastico (no sé si lo habré escrito bien) no son mis preferidos, porque he podido dormir en uno, y fue la peor noche de mi vida. Así que yo me quedo con mis muelles, que aunque suenen un poco, lo prefiero así.
    ¡¡Besos!!

    • Miren Larrañaga

      ¡Hola!
      Si, bueno la gama de colchones viscolásticos es muy amplia y depende muchísimo del fabricante. Es una pena que en este sector se haya utilizado esta palabra para vender “cualquier cosa” con este nombre. La garantía de calidad siempre la da un fabricante de confianza, pero claro, la falta de información y los “chollos” pasajeros es lo que tienen… muchísimas gracias por tu comentario. ¡Besos a ti tambien!

  • Charo Garcia Garcia

    Hola, me ha encantado tu post, se lo acabo de enseñar a mi marido, porque estamos pensando en cambiar el colchón, tiene ya 12 años, y he oído que hay que cambiarlo a los 10, no? Nosotros nos decantaremos por el de latex, porque mi marido sufre de dolores de espalda y dices que son saludables. El que tenemos ahora es de muelles y, es cierto, como dices, que tiene deficiencias, cuando se mueve uno, afecta al otro, no veas lo que me molesta eso!!! Jajaja. Gracias por tu información, un beso!!

    • Miren Larrañaga

      Hola Charo,
      me alegro de que te haya gustado el post y sobre todo que la información os haya sido útil. El buen descanso es fundamental para nuestra salud. Muchisimas gracias por tu comentario. Un beso para tí también.

  • caramba este post me hubiera venido genial hace un año cuando compre mi colchon nuevo que me volvi loca con tantas cosas, jajaja, ahora algunas que cuentas las se, pero siemrpe va bien saberlo para cuando me lo vuelva a cambiar, un post estupendo

  • Qué post más completo!

    Me he dado cuenta lo poco que sé del tema, por lo que tu toda la información que nos has proporcionado me ha parecido muy útil, además de profesional.
    Yo tengo colchón de latex, pero después de leerte cuando me toque cambiarlo me gustaría probar el Acolchado de Viscosoja o Memory soja, pues me gustan cada vez más las cosas naturales y que contribuyen a hacer el planeta un mundo mejor.

    Un saludo.

    • Miren Larrañaga

      Hola Gladis,
      yo también opté en su día por el colchon de Latex y he de decirte que a día de hoy estoy encantada. Es una alternativa bastante natural ya que los de nucleo de soja son tan naturales como estos. Besos.

  • Ha sido toda una sorpresa leer tu post, pues la verdad jamás me había puesto a investigar sobre “¿de qué están hechos los colchones?” y los beneficios que tiene cada tipo de “relleno”, por así decirlo; sin contar con que esta información me cae como anillo al dedo, pues justo me encuentro en el proceso de búsqueda de un colchón pues el mio ya literal ha muerto, tengo que cambiarlo y no sabía por cual decidirme. Con la información que me has proporcionado en este post, puedo decirte que ahora puedo elegir el colchón que más se adapte a mis necesidades y no solo por que esta bonito o “barato”, así que puedo ya hacer una compra más inteligente y efectiva con estos maravillosos datos, así que a ponerlos en práctica.

    • Miren Larrañaga

      Hola Sharon,
      me alegro que el post te haya venido tan bien. Si te surge cualquier otra duda al respecto ya sabes dónde estoy. Besos

  • Tu guía sobre colchones me ha sido de gran ayuda. No sabía todo lo que dices en el post. Sí que hay tantas cosas para valorar y que mejor que saberlas a tiempo, que el colchón debe ser cómodo, gustarnos, que nos haga sentir bien en nuestro descanso. Ya que nos tiene que durar mucho tiempo y un colchón mal elegido luego pasa factura.

    • Miren Larrañaga

      Hola,
      Asi es, es mejor saber de antemano lo que nos viene bien con nuestras características corporales. El descanso es la base para disfrutar de buena salud. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Aviso Legal | © Miren Larrañaga 2018